menú principal > documentos > artículos >
El Cichlid Room Companion

Artículos

Dicrossus filamentosus: Algo Raro Esta Pasando

Por , 1998. print format
Publicado
Ted Judy, 2004

Traductor Manuel Zapater Galve (09-may-2001)
Versiones English
Zazzle Dazzle Them!

Zazzle Dazzle Them!

Contrachapado, Barniz epóxico, Cristal y Cíclidos
Como facilmente construir un acuario enorme, ligero, durable y barato!

Patrocine el Cichlid Room Companion
Patrocine al Cichlid Room Companion, obtenga la mejor publicidad relacionada con cíclidos y sea parte de este gran proyecto

Suscríbase al Cichlid Room Companion
Suscríbase al más grande y completo catálogo sobre cíclidos que existe

Negocia tus cíclidos
Vende tus cíclidos o encuentra aquellos que quieres en el Cichlid Room Companion

Libreria del Cichlid Room Companion
Obtén los mejores libros sobre cíclidos al mejor precio

Especies tratadas en este documento: Dicrossus filamentosus

Macho de Dicrossus filamentosus
Macho de Dicrossus filamentosus en el acuario. Foto por Ad Konings.
(Este artículo fue publicado originalmente en "The Southern Colorado Aquarium Society Journal" en Noviembre de 1997. Se reproduce aquí con permiso del autor Ted Judy).

La tragedia me golpea. Cuatro horas después de soltar cinco Dicrossus filamentosus en su nuevo tanque, el macho decide que el suelo de la habitación es más atractivo que el cuidadosamente plantado acuario. Estoy que me subo por las paredes. Los cíclidos ajedrez no son fáciles de encontrar. Tuve que esperar varios meses para conseguir este grupo. Me parece que esta situación podría incluirse dentro de las "Leyes de Murphy de los Peces" de Charlie Grimes. Todos los peces del grupo son jóvenes adultos, el macho tiene la caudal perfecta y está muy coloreado. Las hembras están gruesas y con abundante color rojo en las aletas pectorales. El agua es blanda y ácida. Los cultivos de gusanos y Daphnia están produciendo en buenas cantidades. Este grupo se suponía que debía ser el que finalmente produjera alevines de cíclido ajedrez en mis acuarios. Supongo que unos cuantos meses más no se harán demasiado largos para conseguir un nuevo macho.

Han pasado dos semanas. No presto demasiada atención a las hembras de cíclido ajedrez ya que estoy esperando un nuevo macho. Estoy alimentando a las señoritas y contando cabecitas cuando me doy cuenta de que tres de ellas siguen siendo igual que al principio, mientras que una de ellas parece un poco distinta. No es tan negra como las otras tres. Sus aletas ya no son rojas y su caudal y dorsal empiezan a mostrar muchas manchas iridiscentes. Es muy agresiva frente a las otras hembras. Unos días más tarde se parece aún menos a una hembra y ¡está empezando a parecer un macho! Tiene una caudal que está empezando a bifurcarse. Los cuadros negros en sus flancos han desaparecido. Tienen un montón de iridiscencias azules y está defendiendo vigorosamente un territorio con la ayuda de la siguiente hembra más grande. La hembra elegida es realmente preciosa! Su ajedrezado se ha convertido en una banda negra sólida y sus aletas pectorales son casi rojo sangre. Ambos están defendiendo un trozo de madera de manglar de las otras dos hembras.

Dos días más tarde hay una puesta de huevos. Ahora está claro que la antigua hembra es obviamente un macho. Los huevos resultan viables y el nuevo macho continúa su metamorfosis hasta que es tan bonito como cualquier otro macho de cíclido ajedrez que yo haya visto. ¿Qué ha pasado? ¿Era el nuevo macho un pez disfrazado desde el principio? Es tiempo de hacer un poco de investigación.

Muchas especies de peces, la mayoría de ellas son peces marinos de arrecife, son hermafroditas. Un hermafrodita es un organismo que tiene todos las partes necesarias para desarrollar el papel de macho o hembra en la reproducción. Muchos organismos invertebrados son hermafroditas. Los caracoles y las lombrices de tierra, por ejemplo, pueden copular con cualquier otro individuo que se encuentren. Esto es una gran ventaja. Imaginen que rápido puede crecer una población si cualquier individuo puede producir huevos y cualquier otro fertilizarlos. ¡Cuando dos lombrices de tierra copulan, ambos se van con huevos fertilizados! Los peces no son tan avanzados como hermafroditas en este sentido.

Hay dos tipos de peces hermafroditas que han sido identificados: protóginos y protándricos. Los hermafroditas protóginos tienen poblaciones en las cuales todos los individuos empiezan su vida como hembras. Cuando los peces llegan a su madurez sexual los individuos más fuertes y agresivos se convierten en los machos funcionales. Este fenómeno está bien documentado en peces marinos como lábridos, Anthias y peces ángel. La protoginia es también el tipo de hermafroditismo que parecen mostrar mis Dicrossus filamentosus.

El primer pez de agua dulce en ser identificado como hemafrodita protogynous protógino es Crenicara punctulata

La protoginia es muy común en los peces marinos de arrecife. El ejemplo clásico cita al lábrido de cabeza azul del Pacífico, Thallosoma bifasciata. En esta especie, los peces viven en colonias de un macho con un gran grupo de hembras. El más grande y fuerte de grupo es siempre el macho, a menudo llamado supermacho. Su trabajo, recompensa por ser el único macho reproductor, es defender a su harén de los predadores. Tiene que superar todos los desafíos. Cuando la amenaza es demasiado grande él es el que resulta devorado. Cuando esto sucede el siguiente pez más grande de la colonia, la hembra mayor y más agresiva se convierte en el próximo macho. Este macho se reproduce con todas las demás hembras. Esto es beneficioso para la población, porque garantiza que el más fuerte de los peces toma parte en todas las reproducciones de la colonia.

El primer pez de agua dulce en ser identificado como hermafrodita protógino fue Crenicara punctulata, un pariente cercano del cíclido ajedrez (ya que este último estuvo clasificado dentro del género Crenicara durante un tiempo). Un zoólogo alemán llamado Dietrich Ohm investigó sobre el modo de reproducción de C. punctulata. El Profesor Ohm mantuvo grupos de 4 a 10 juveniles en pequeños acuarios. Los machos se distinguían del resto de los peces a medida que maduraban sexualmente. El Profesor Ohm llevó a cabo un experimento que consistía en retirar los machos a medida que aparecían y anotar cuánto tiempo tardaba en madurar un nuevo macho. Encontró que cuando dejaba el macho inicial en el grupo no se desarrollaba ningún otro macho. Cuando retiraba el macho, sin importar cuánto tiempo lo hubiera dejado en el acuario desde que había madurado, la hembra más agresiva se convertía en el siguiente macho. Ningún acuario tenía dos machos desarrollados al mismo tiempo.

Los hermafroditas protándricos son lo opuesto de los protóginos. En estos todos los peces nacen como machos y se convierten más tarde en hembras. El ejemplo más conocido son los peces payaso. Este cambio de sexo fue descubierto por el Profesor Hans W. Fricke mientras estudiaba el pez payaso Amphiprion bicinctus en el Mar Rojo. El Profesor Fricke estaba estudiando la compleja organización social de los peces payaso. Esta especie vive en grandes grupos en relación simbiótica con una anémona marina. La población está dividida en dos y asociada con anémonas (de las que hay grandes colonias). Cada territorio está controlado por una pareja reproductora y unos cuantos subadultos no reproductores. Los peces payaso no tienen ninguna diferencia sexual externa.

El Profesor Fricke empezó a experimentar con el comportamiento social de los peces payaso retirando ciertos individuos de un territorio y observando lo que pasaba. Cuando quitaba la hembra reproductora el macho reproductor asumía este nuevo rol de hembra y pasaba a ser capaz de producir huevos fértiles en 24 días. Cuando retiraba al macho reproductor, el siguiente pez más dominante del grupo de subadultos se convertía en el macho reproductor. Cuando retiraba a uno de los peces no reproductores no había ningún efecto en el comportamiento de la pareja reproductora. Fricke sugiere que la razón para la evolución de este método de selección de pareja es la respuesta al limitado número de anémonas en la colonia. Si todos los peces payaso intentaran aparearse y reproducirse durante la estación de cría, algunos de ellos sería desplazados lejos de sus anémonas protectoras. La población de peces payaso se beneficia si no todos los peces son capaces de reproducirse todas las estaciones, ya que los peces expulsados serían depredados por otros peces.

El hermafroditismo protándrico es muy raro en agua dulce. Los peces sólo pueden realizar esto bajo circunstancias muy específicas. Hans Peters, otro científico alemán, descubrió que muchos mbunas del Lago Malawi tienen la capacidad de cambiar de macho a hembra. La exploración microscópica de las gónadas de los machos mbuna demuestra que tienen ovarios primitivos en situación de letargo dentro de los testículos productores de esperma. Una enfermedad o un traumatismo puede causar que los testículos resulten dañados de manera que queden estériles. Los ovarios, en algunos casos pueden entonces volverse dominantes y producir hormonas que cambien la apariencia del pez y provocar que el macho se convierta en hembra. Estas nuevas hembras probablemente no sean tan aptas para la reproducción como las hembras normales, pero el cambio de sexo ya ha tenido lugar.

Hay aún otro tipo de hermafroditismo que es expresado al menos en una especie de pez. Esta es la partenogénesis: Un individuo, siempre clasificado como hembra, que puede producir huevos viables sin necesidad de ser fertilizado por ningún otro individuo. Un killi de agua salobre de las regiones tropical y subtropical de la costa Atlántica del Norte, Centro y Sudamérica tiene este honor: Rivulus marmoratus. Este diminuto killi no es demasiado llamativo, pero la observación de su método de reproducción es sorprendente. Como un solo pez puede mantenerse en un modesto alojamiento (como un bote, por ejemplo), y dará origen a un gran número de descendientes viables, cada uno de ellos genéticamente idéntico a su madre.

La determinación sexual de los peces no hermafroditas no es coser y cantar como en los humanos. Nosotros tenemos un par de cromosomas denominados cromosomas sexuales. Este par de cromosomas bien tiene dos cromosomas iguales (hembras) o uno diferente del otro (machos). Los peces a menudo tienen genes sexuales en cromosomas distintos de los cromosomas sexuales. La determinación sexual está basada en el balance entre el número de determinantes sexuales masculinos y femeninos en el conjunto del genoma del pez. Si hay más genes masculinos que femeninos el pez será macho y vive versa. Está demostrado que las condiciones ambientales tienen una influencia notoria en la determinación del sexo, o en la aparición de los caracteres sexuales secundarios. Pelvicachromis pulcher es una conocida especie de cíclido enano del Oeste de áfrica en la cual el sexo de una camada entera de alevines puede estar determinado por el pH. La respuesta a la agresión en los cíclidos, especialmente en los cíclidos enanos del género Apistogramma puede suprimir la expresión de los caracteres sexuales secundarios en los machos dominados. Hay especies de este género en las cuales una parte de los machos son más pequeños de lo normal y que se asemejan a las hembras pero se reproducen como machos, este fenómeno se suele producir en grupos en los cuales hay un macho dominante con un harén de hembras. No todo es tan aparente ni está tan claro como en los guppys de exposición.

Siempre he querido mantener Dicrossus filamentosus para tener la experiencia de trabajar con una especie que es conocida por ser delicada de reproducir y tener unos requerimientos muy específicos. Mi atención no se ha centrado únicamente en la química del agua y la selección de la comida viva. El hecho de descubrir que son hermafroditas ha servido para aumentar mi disfrute de esta especie. Espero tener la oportunidad de trabajar con otras especies de hermafroditas en el futuro. La próxima vez que un macho de una especie poco conocida decida separarse de un grupo de hembras en tu instalación, observa cuidadosamente. Quizás no tengas que esperar varios meses para conseguir un nuevo macho.

Hembra Dicrossus filamentosus
Hembra de Dicrossus filamentosus en el acuario. Foto por Ad Konings.

Cita:

Judy, Ted. (abril 29, 1998). "Dicrossus filamentosus: Algo Raro Esta Pasando". El Cichlid Room Companion. Consultado en noviembre 23, 2014, desde: http://www.cichlidae.com/article.php?id=91.