menú principal > documentos > artículos >
El Cichlid Room Companion

Artículos

Mantenimiento y Cría del Ramirezi Boliviano, Microgeophagus altispinosa (Haseman, 1911)

Por , 1997. print format
Publicado
Lee Newman, 1998

Traductor Pedro Valero Espinoza (15-ene-2000)
Versiones Italiano English
Get the full color PDF of this classic now out of print book!

Get the full color PDF of this classic now out of print book!

Contrachapado, Barniz epóxico, Cristal y Cíclidos
Como facilmente construir un acuario enorme, ligero, durable y barato!

Patrocine el Cichlid Room Companion
Patrocine al Cichlid Room Companion, obtenga la mejor publicidad relacionada con cíclidos y sea parte de este gran proyecto

Suscríbase al Cichlid Room Companion
Suscríbase al más grande y completo catálogo sobre cíclidos que existe

Negocia tus cíclidos
Vende tus cíclidos o encuentra aquellos que quieres en el Cichlid Room Companion

Libreria del Cichlid Room Companion
Obtén los mejores libros sobre cíclidos al mejor precio

Especies tratadas en este documento: Mikrogeophagus altispinosus

Microgeophagus altispinosa
Macho de Microgeophagus altispinosa en el acuario. Pez y Foto por Lee Newman.

Hace algunos años, mientras caminaba en el local de un mayorista de peces tropicales, di con un cíclido similar al muy bien conocido Ramirezi (Microgeophagus ramirezi), uno de mis peces favoritos desde hace tiempo. En ese momento, no estaba familiarizado con la especie, pero si interesado debido a su parecido con el Ramirezi. Sin seguir el camino sensato de primero obtener información de lo que voy a comprar, tomé cuatro de ellos, de 4 a 5 cm de longitud total y sin sexo determinado. Después de llegar a casa y estabilizarlos en su nuevo hábitat, consulté información en los libros de mi biblioteca. De acuerdo a la literatura de aficionados y científica, estos peces, asi como el Ramirezi de Venezuela, han tenido un confuso historial de nomenclatura. Esto ha hecho difícil encontrar información acerca de ellos. Sin embargo, después de revisar la literatura, pude identificar mi nueva adquisición como Microgeophagus altispinosa, El Ramirezi Boliviano.

Nomenclatura

La siguiente es una breve explicación de las razones por la que he utilizado Microgeophagus en este artículo para el Ramirezi Boliviano. Debo confesar, sin embargo, que a pesar que me gusta conocer los nombres apropiados de los peces que tengo, no estoy calificado de ninguna forma para hacer juicios en elementos de nomenclatura, solo trato de seguir la literatura! El Ramirezi Boliviano fue originalmente descrito como Crenicara altispinosa por Haseman en 1911. En 1971, Axelrod describió el género Microgeophagus para clasificar al Ramirezi de Venezuela y Colombia, Microgeophagus ramirezi. Común en el Comercio y originalmente ubicado en el género Apistogramma. Microgeophagus ramirezi fue movido al nuevo género sobre la base de que era muy diferente en morfología y comportamiento de reproducción a los representantes del género Apistogramma. El Ramirezi Boliviano, con morfología y comportamiento de reproducción mucho más similar al Ramirezi Venezolano que a los representantes del género Apistogramma, también se ubicó en Microgeophagus.

Para hacer esto un poco más complicado, Kullander en 1977 erigió el género Papiliochromis para incluir ambas especies de Ramirezi, sobre la base que Microgeophagus podría ser considerado nomen nudum (Descripción inválida, por falta de datos). Aún existen algunos debates con respecto al género correcto de los Ramirezis, sin embargo, se han dado fuertes argumentos por Robins y Bailey (1982) y Langhammer (1991) a favor de Microgeophagus (Nota del editor; Kullander mismo ha reconocido ya la sinonímia de Papiliochromis, aunque no reconoce a Axelrod como el author del mismo, sino a Meulengracht ­ Madsen, quienes en 1968, ­ antes de Axelrod ­ hicieron algunos comentarios acerca del Ramirezi en un libro de acuarios Danés publicado por A. Schioetz y S. Christensen, usando el nombre Mikrogeophagus). Los aficionados buscando información de estos peces deben estar al tanto del uso de Microgeophagus y Papiliochromis, los dos nombres usados comúnmente en la literatura.

Distribución

Richter (1989), reporta la existencia de Microgeophagus altispinossa desde el Río Mamoré cerca de la confluencia con el Río Guaporé, cerca de la ciudad de Trinidad; La cuenca del Río Guaporé en Santa Cruz en Bolivia; el Río Quizer cerca de San Ramón; La depresión al sur de Todos Santos en Bolivia y al desembocadura del Igarape cerca de Guajara-Mirim en Brasil.

Comparación con Microgeophagus ramirezi

El Ramirezi Boliviano crece un poco mas grande que su primo Venezolano, el macho alcanza cerca de 10 cm (4 in) de longitud total, la hembra se queda un poco más chica. Además de las diferencias de tamaño, el macho M. altispinosa es más delgado y menos robusto que la hembra, y presenta prolongaciones en los filamentos superior e interior de la aleta caudal. Consistente con el Ramirezi Venezolano, estos peces son criadores biparentales de substrato en áreas abiertas, opuesto a los cíclidos del género Apistogramma, los cuales son polígamos y desovan en cuevas.

Mantenimiento en cautiverio

En el área de Vancouver, los Microgeophagus altispinosa ofrecidos a la venta tienden a ser un poco delgados en cualquier medio ambiente competitivo. Esto usualmente presenta poco problema si se les ofrece una variedad de alimento vivo y congelado. Una vez que engordan, el pez se puede poner en el acuario comunitario. Estos peces son menos tímidos si se colocan en compañía de pequeños peces activos tales como los tetras. Como la mayoría de cíclidos enanos, un acuario de 60 litros (15 gal) representa el mínimo para una pareja en cautiverio, pero se requiere de una acuario más grande para experimentar más claramente el comportamiento dinámico de estos peces.

Yo puse mis cuatro peces en un acuario comunitario de 200 litros (55 gal) en el que mantenia 12 peces lápiz boca de tubo (Nannobrycon eques), 12 peces Hacha de Alas Negras (Carnegiella marthae), 7 tetras Nariz de Borracho (Hemigrammus aff. rhodostomus) y seis peces gatos de tres líneas (Corydoras trilineatus). El acuario se lleno con agua de la llave de Vancouver, añejada y sin alterar, con ph de 6.3, GH de menos de 10 dH y temperatura de 28°C (82°F). La filtración consistió de un filtro de cascada (mochila) y de un filtro de esponja, colocados en extremos opuestos del acuario.

El acuario se decoró con arena fina para que los Ramirezis Bolivianos pudiesen cavar, piedras redondas y planas para los sitios de desove, secciones de madera inundada y plantas para refugio.

Se llevan a cabo cambios de agua semanales del 30% del volúmen y la limpieza regular de los filtros para mantener la calidad del agua aceptable para estos cíclidos. La alimentación se otorgá con una variedad de alimentos; Artemia sp. adulta viva, gusanos blancos, pedazos de lombriz, lombriz roja congelada, escamas y croquetas.

Reproducción en cautiverio

Microgeophagus altispinosa
Hembra de Microgeophagus altispinosa en el acuario. Pez y foto por Lee Newman
Microgeophagus altispinosa
Pareja en cortejo de Microgeophagus altispinosa el el acuario. Pez y foto por Lee Newman
Microgeophagus altispinosa
Hembra de Microgeophagus altispinosa cuidando su puesta en el acuario. Pez y foto por Lee Newman
Microgeophagus altispinosa
Pareja de cría de Microgeophagus altispinosa en el acuario. Peces y foto por Lee Newman

Los cuatro peces se establecieron muy bien y al cabo de unos meses se mostró su dimorfismo sexual, resultando ser un macho y tres hembras. Para entonces el macho se volvió muy activo, persiguiendo y exhibiéndose a las hembras. Después de algunas semanas, el macho hizo pareja con una de las hembras y la empezó a cortejar mientras perseguía a las otras. El cortejo consistió en muestras laterales recíprocas y toma de arena con la boca en el área de cortejo. Luego de unos días de cortejo, la pareja comenzó a limpiar y remover la arena de una piedra cercana al frente del acuario. En este momento, el macho incrementó su agresividad hacia las otras hembras, persiguiéndolas más frecuentemente, y aunque sin dañarlas, fueron restringidas a las esquinas traseras del acuario. Estas dos hembras mostraron servir de distracción al macho, a medida que la liga entre la pareja se hacía mas fuerte.

Dos días después de que excavaron una depresión alrededor de la piedra que limpiaron, se pudo observar el tubo ovopositor de la hembra. Luego de unas horas, la pareja comenzó a desovar. La hembra comenzó con unos intentos mientras el macho prestaba mucha atención. Entonces la hembra deposito en la piedra una hilera de 5-7 huevos ovoides, de color gris claro. El macho se posicionó rápidamente detrás de la hembra, y cuando ella se movía fuera de la roca para ubicarse detrás de él, este fertilizaba los huevos. El desove duró unos 60 minutos, dando como resultado una placa circular de aproximadamente 125 huevos

Cuidado de la puesta

Una vez concluido el desove, la hembra se posicionó sobre la roca cubierta de huevos para ventilarlos con fuertes movimientos de su aleta pectoral. La hembra se inclinó de lado, usando únicamente una aleta pectoral para ventilar, mientras la otra la empleaba para mantener su posición sobre los huevos. La mayor parte del tiempo, la hembra se ocupaba de la puesta y el macho defendía el territorio de desove, persiguiendo a cualquier pez dentro del área. Frecuentemente, el macho auxiliaba a la hembra de su ocupación durante unos 5-10 segundos por vez. El macho se acercaba al sitio de desove, entonces la hembra iba hacia el macho, y, a medida que los dos peces pasaban, una breve muestra lateral indicaba el cambio. Entonces el macho se posicionaba sobre la puesta, ventilando en la misma forma que la hembra. La hembra regresaba directamente al sitio de desove después de 5-10 segundos. Interesantemente, no se observó ninguna muestra cuando la hembra regresó a reanudar sus labores de cuidado. Los huevos eclosionaron en tres días, con la ayuda de la hembra. Junto con los cascarones, sólo 11 huevos infértiles, blancos, fueron dejados en la roca.

Desarrollo de las crías

La hembra movió los alevines con su boca hasta la depresión que habían cavado tras la roca. Entonces los vigiló cuidadosamente los 4-5 días que les tomó poder nadar libremente. El macho continuó con la defensa del territorio, verificando frecuentemente a las crías por unos segundos por vez. Durante el período de cuidado de las crías, el color amarillento de su cuerpo, la raya negra de los ojos y la mancha negra lateral de ambos, macho y hembra, se volvió muy intensa. La pareja continuó alimentándose durante el ciclo de puesta. sin embargo, la hembra no dejaba las crías por mucho tiempo.

Las crías se pueden dejar en el acuario con los adultos, sin embargo, el número decrece rápidamente en un acuario comunitario, esto sucede a medida que los padres no son particularmente eficientes defendiendo a las crías móviles. También, se debe cubrir la toma de cualquier filtro de poder con una esponja que no restrinja el flujo de agua, pero que prevenga que las crías sean succionadas al filtro. Para asegurar la sobrevivencia de algunas crías, remuevo a la mayoría, aproximadamente 90%, a otro acuario, en cuanto se vuelven nadadores libres. Los pongo en un acuario de 40 litros (+/- 10 gal), sin substrato, filtrado con un filtro de esponja madurado durante una semana, y después los transfiero a una de 120 litros (33 gal) filtrado con un filtro de esponja y un filtro de caja sin la tapa (para que no atrapé a las crías). Sin embargo, dejó unas cuantas crías con la pareja en el acuario comunitario para asegurar la estabilidad de su enlace.

Sin embargo, después de unos días, todas las crías son generalmente devoradas por otros peces en el acuario. El cultivo de las crías presenta pocos problemas. Se puede comenzar a alimentar con Artemia sp. nauplii (recién eclosionada), con la adición de comida preparada a medida que crecen. Sin embargo, los alevines son sensibles al nitrato, el cual puede causar tasas de mortandad del 100%. En mi caso perdí toda la primera puesta debido a la toxicidad de nitratos antes de darme cuenta de lo sensibles que eran a el. Para prevenir pérdidas futuras debido a nitrato, ahora hago cambios de agua diarios del 30-50%, combinados con limpieza regular del filtro. Esto ha dado como resultado alevines sanos, de crecimiento rápido, de las tres puestas subsecuentes que el par produjo originalmente.

Otra precaución obvia es no sobrepoblar excesivamente a los alevines durante los primeros meses. Yo uso un acuario de 120 litros (33 gal) durante los primeros tres meses para los 80-100 alevines por puesta, después los muevo a una pecera de 90 cm, con capacidad para 160 litros (3 ft, 40 gal) para prevenir sobrepoblarlos. Después de unos meses empiezan a mostrar los patrones de coloración adulta, en este tiempo pueden ser vendidos o intercambiados para disminuir la densidad del acuario de crianza. En los peces jóvenes se puede determinar el sexo a los 4 cm (1.6 in) de longitud total, aproximadamente a los 5 meses de edad.

Conclusión

El par continuó reproduciéndose en el acuario comunitario cada tres o cuatro semanas, y el macho, a pesar de tener otras dos hembras listas para distraerse durante el intervalo entre puestas, permaneció unido con la hembra. Aunque no tan popular como el Microgeophagus ramirezi, el M. altispinosa tiene mucho para recomendarse. Parece ser un poco más resistente y fácil de reproducir que el Ramirezi Venezolano, y congruente con Microgeophagus, tiene un hermoso colorido, una disposición animada y un interesante comportamiento.

Referencias

  • Langhammer, J. K., 1991. "The Ram and its Nomenclature, Which Name Actually Has Precedence?", "Buntbarsche Bulletin", 147: pp. 18-19.
  • Richter., H.J., 1989. "Complete Book of Dwarf Cichlids", "T.F.H. Publications, Inc., Neptune City, NJ".
  • Robins, C. R. and R. M. Bailey, 1982. "The status on the generic names Microgeophagus, Pseudogeophagus, and Papiliochromis (Pisces: Cichlidae)". "Copeia", 1982 (1): pp. 208- 210.

Cita:

Newman, Lee. (septiembre 27, 1996). "Mantenimiento y Cría del Ramirezi Boliviano, Microgeophagus altispinosa (Haseman, 1911)". El Cichlid Room Companion. Consultado en octubre 20, 2014, desde: http://www.cichlidae.com/article.php?id=31.