menú principal > documentos > artículos >
El Cichlid Room Companion

Artículos

Algo Viejo Haciendo Algo Nuevo

Por , 1999. print format
Publicado
Ron Coleman, 2000

Traductor Manuel Zapater Galve (10-dic-1999)
Versiones English
Zazzle Dazzle Them!

Zazzle Dazzle Them!

Contrachapado, Barniz epóxico, Cristal y Cíclidos
Como facilmente construir un acuario enorme, ligero, durable y barato!

Patrocine el Cichlid Room Companion
Patrocine al Cichlid Room Companion, obtenga la mejor publicidad relacionada con cíclidos y sea parte de este gran proyecto

Suscríbase al Cichlid Room Companion
Suscríbase al más grande y completo catálogo sobre cíclidos que existe

Negocia tus cíclidos
Vende tus cíclidos o encuentra aquellos que quieres en el Cichlid Room Companion

Libreria del Cichlid Room Companion
Obtén los mejores libros sobre cíclidos al mejor precio

Especies tratadas en este documento: Julidochromis marlieri Pelvicachromis pulcher

(Este artículo fue originalmente publicado en Cichlid News Magazine Aquatic promotions, Abril 1998; pp. 30-31).
Pelvicachromis pulcher
Macho de Pelvicachromis pulcher en el acuario. Foto por Roger Häggström.

El número de especies de cíclido conocidas aumenta casi a diario, es poco sorprendente que algunas de ellas sean interesantes por extrañas razones. Pero, ¿qué hay de los viejos amigos, aquellos que han estado en el hobby durante muchos años? ¿Nos guardan aún alguna sorpresa?

Los cíclidos presentan alguna de la mayor diversidad de formas de reproducción dentro de los vertebrados

Tres artículos recientes ilustran el hecho de que incluso peces que muchos de nosotros hemos mantenido hace ya mucho tiempo, pueden estar escondiendo un par de cosas, relativas principalmente a su comportamiento reproductivo. Los cíclidos presentan la mayor diversidad de formas de reproducción dentro de los vertebrados, desde la defensa de los alevines, la incubación bucal, cuidados parentales o maternales, o de ambos progenitores; desde la monogamia hasta harenes. Y más aún, estos tres artículos nos dicen que pasan cosas que todavía no nos habíamos imaginado.

Julidochromis marlieri ha estado en acuarios durante un buen número de años. Es un desovador sobre sustrato del lago Tanganyka, perteneciente a la tribu de los Lamprologini. Como en la mayoría de los cíclidos, los machos de los Lamprologini son mayores que las hembras. Pero en el género Julidochromis se verifica lo contrario, aquí son las hembras las de mayor talla. ¿Qué está pasando?

Satoshi Yamagashi y Masanori Kohda (Universidad de la Ciudad de Osaka) investigaron un grupo de 28 J. marlieri en Bemba, Congo. En la mayoría de los casos encontraron una situación típica de acuario, un macho y una hembra juntos criando unos alevines. Sin embargo, fueron sorprendidos por la hembra más grande que estudiaron. Durante un periodo de dos meses, todos los peces observados tenían territorios estables, sin embargo la hembra más grande tenía algo más. Tenía dos territorios, cada uno completo con un macho residente. Uno de estos machos estaba cuidando un grupo de alevines. Cada día, de 2 a 4 veces por hora, la hembra visitaba a cada uno de sus machos, aunque estaban separados por varios metros.

Esta observación sugiere que en circunstancias adecuadas, J. marlieri puede ser una especie poliándrica. La poliandria es un raro acuerdo entre animales en que una hembra tiene más de un compañero, que es el que se dedica preferentemente a los cuidados de la descendencia. Serán necesarias posteriores investigaciones para descubrir si la poliandria está ocurriendo realmente, y si es así, por qué y bajo qué circunstancias.

Metriaclima zebra es un clásico en los acuarios de los aficionados. Su intensa coloración y la gran variedad de morfos de color siguen atrayendo al público a este hobby. Los Metriaclima son peces relativamente fáciles de reproducir y pueden ser mantenidos en altas densidades, los que imita su distribución en la Naturaleza. Las hembras escogen a un macho de entre todos los disponibles que esté dispuesto a servir de padre. Normalmente, la hembra sigue al macho a un lugar apartado donde se reproducen. Entonces la hembra incuba oralmente los huevos y posteriores embriones y los cuidados parentales acaban cuando éstos son liberados. Pero, ¿es todo así de simple?

Alex Parker e Irv Kornfield (Universidad de Maine) pensaron que la gran densidad de machos que la hembra puede escoger, y el hecho de que parece responder al cortejo de más de uno, dejan abierta orta posibilidad: qiuzás se aparea con más de un macho.

La observación directa de la puesta de los incubadores bucales puede ser complicada. De hecho, mucha gente mantiene m'bunas durante años y nunca consigue verlos poner, En la Naturaleza es aún más difícil. Para probar la hipótesis de que una hembra incuba huevos fertilizados por más de un macho, Parker y Kornfield recurrieron a las herramientas que proporciona la biología molecular. Capturaron hembras que estaban incubando en Thumbi Island West (Malawi) y después analizaron los microsatélites (parte del material genético) de los padres y de los embriones. De las siete puestas analizadas, con una media de 14 embriones por puesta, seis tenían más de un padre. Sólo la puesta más pequeña, de cuatro huevos, era de un solo macho. ¡Las demás tenían hasta seis padres diferentes!

Pelvicachromis pulcher, el kribensis, es un bonito cíclido enano del Oeste de áfrica que se reproduce de buena gana en recipientes artificiales como macetas de barro. Las hembras son tan coloreadas como los machos y ambos sexos cortejan al sexo opuesto. El cortejo de una hembra de kribensis, es una de las manifestaciones más hermosas de comportamiento animal. Una pareja de kribensis con alevines es un magnífico equipo defensivo, a menudo persiguiendo a cíclidos mucho mayores hasta la otra punta del acuario.

Si esto no fuera suficiente para hacer al pez digno de consideración, en un artículo muy recientemente publicado, Elisabeth Martin y Michael Taborsky (Instituto Konrad Lorenz, Viena, Austria) revela que los kribensis hacen muchas más cosas.

Desde mediados de los 60, la gente ha reconocido que no todos los kribensis son iguales. Hay varias especies emparentadas,, por ejemplo, P. taeniatus y P. subocellatus, pero incluso entre los peces identificados como P. pulcher, hay dos formas distintas de machos: morfo rojo y morfo amarillo. Los morfos rojos tienen los opérculos rojo oscuro y una banda roja desde el borde de la boca hasta la región ventral. Los morfos amarillos tienen opérculos amarillos y labios amarillos. La morfología de los machos es heredada, es decir, los machos rojos descienden de padres rojos.

Martin y Taborsky estudiaron a los kribensis en un tanque muy grande (3.60 m x 2.20 m x 0.6 m / 12'x 7.5'x 2')que se asemejaba a su hábitat natural, incluyendo raíces, rocas, zonas someras y otras de flujo más rápido y más profundas. En este gran montaje algunos de los machos y hembras se emparejaron tal y como los acuariófilos están acostumbrados a ver: un macho con una hembra. Pero muchos, no. Algunos machos se convirtieron en dueños de un harén, cortejando y reproduciéndose con dos o más hembras a la vez. Otros se volvieron "satélites". Los machos satélite vivían en los territorios de los machos con harén, donde eran tolerados y ayudaban a defender el territorio y la descendencia que en él había. Cuando había más de un macho satélite en un harén, se formaba una especie de orden de dominancia con un macho satélite más dominante, otro menos y así sucesivamente. A veces estos machos satélite se emparejaban con alguna hembra del harén.

El tipo de comportamiento del macho dependía de dos factores, su morfo y su tamaño. Los machos rojos bien se emparejaban de forma monógama o formaban harenes (pero nunca satélites). Algunos machos cambiaban de opción durante el experimento. De los 100 machos rojos, aproximadamente 50 eran monógamos y otros 50 formadores de harén.

Los machos amarillos eran bien monógamos o satélites, dependiendo de su tamaño. Los más grandes se emparejaron, mientras que los menores se convirtieron en satélites. Martin y Taborsky tenían 78 machos satélites. Los machos satélite nunca formaron un harén, incluso si murió el macho dominante. Sin embargo, algunos se convirtieron en monógamos (5 casos). ¿Por qué hay diferentes tipos de machos? Aquí es cuando la cosa se pone realmente interesante.

Mediante cuidadosas observaciones y registros, analizando el comportamiento de cada tipo de machos en sus intentos de reproducción y utilizando herramientas de Genética, Martin y Taborsky, revelaron un escenario complejo y fascinante. Los machos monógamos son padres de una gran descendencia, pero a costa de una gran inversión en la protección de los alevines de los predadores y en proteger el territorio de puesta de los competidores. Los machos que tienen harenes con sus múltiples compañeras, son padres de mucha mayor cantidad de descendencia, hasta tres veces más que un macho típicamente monógamo. En general los machos satélite tienen mucho menos éxito que los machos de harén, pero el macho satélite dominante a menudo es padre de una descendencia tan grande como la de un macho monógamo. Los machos satélite subordinados fertilizan muy pocos huevos si acaso alguno.

Entonces, ¿por qué existen los machos satélite? parece que estos machos satélite estén desperdiciando su tiempo. Son padres de algunos alevines, pero están esperando una oportunidad para emparejarse con una hembra y convertirse en un monógamo. Los machos dominantes de harén toleran a los satélites porque éstos participan activamente en la defensa de la descendencia del harén. Por otra parte, mientras que los machos dominantes de harén producen mucha descendencia, parecen morir mucho antes que los monógamos (3 años frente a 5,5) mientras que los machos satélite son los que más viven (7,5 años).

Todavía quedan muchas preguntas sin respuesta sobre cada una de estas especies, pero al menos nos muestran que cíclidos que creemos conocer bien tienen secretos que desvelar. Fíjese atentamente, ¡ Sus cíclidos pueden estar haciendo algo que usted nunca sospechó!

Referencias citadas

  • Martin, E., and M. Taborsky; 1997; "Alternative male mating tactics in a cichlid, Pelvicachromis pulcher: a comparison of reproductive effort and success". Behav. Ecol. Sociobiol. 41:311-319.
  • Parker, A., and I. Kornfield; 1996; "Polgynandry in Pseudotropheus zebra, a cichlid fish from Lake Malawi". Environ. Biol. Fishes 47: 345-352.
  • Yamagashi, S., and M. Kohda; 1996; "Is the cichlid fish Julidochromis marlieri polyandrous?"; Ichthyol. Res. 43:469-471.

Cita:

Coleman, Ron. (junio 26, 1999). "Algo Viejo Haciendo Algo Nuevo". El Cichlid Room Companion. Consultado en agosto 21, 2014, desde: http://www.cichlidae.com/article.php?id=116&lang=es.